Iremos añadiendo algunos otros contenidos más según tengamos oportunidad.

Si ustedes quieren colaborar de alguna manera, no tienen más que ponerse en contacto con nosotros.

Capítulo 144: Esquiando en el parque

Suneo se va a esquiar a Hokkaido y por supuesto está presumiendo de ello ante los otros niños que se mueren de envidia. Nobita vuelve a casa refunfuñando y exige a Doráemon un invento con el que él también pueda estudiar y el gato, a pesar de comportamiento tan extremadamente infantil incluso tratándose de Nobita, termina por sacar del bosillo mágico la máquina de cambio espacial. Este interesante invento que el propio Doráemon reconoce no haber probado nunca incluye una tiza mágica con la que ha de delimitarse el área de cambio en el suelo. Una vez hecho esto, se eligen unas coordenadas en una pantalla y se permutan los espacios de la pantalla y el área comprendida por la tiza. Prueban el aparato con el descampado del barrio y parece funcionar así que acto seguido permutan un trozo del Hokkaido nevado con el suelo del cuarto de Nobita. Doráemon hace prometer a Nobita que no abandonará a la primera caida como es su costumbre y se va a hacer sus cosas. Nobita ilusionado empieza a practicar por el cuarto pero es incapaz de deslizarse más de 50 cm sin caerse y encima se choca contra las paredes del cuarto lo que hace realmente imposible mejorar algo su habilidad en el esqui. Además, en estas llega la señora Nobi a decirle a su hijo que deje de esquiar dentro de casa y que haga el favor de ir a echar una carta al buzón y parece la excusa perfecta para que Nobita pase de la nieve. Pero salir a la calle a echar una carta es una lata y con la máquina de cambio espacial, mejor permutar parte del cuarto con el trozo de calle donde está el buzón. Así lo hace y echa la carta evitando el paseo y ya puesto a cambiar, prueba con el campo de baseball pero con la mala suerte de que aparece ensucuarto Shiam en pleno lanzamiento y le da con la pelota en la cabeza. Cambia otra vez y además de deshacerse de Shiam hace aparecer a Shizuka en su cuarto. La niña se sorprende pero cuando Nobita le enseña el genial invento se queda con él a jugar. La niña quiere ver parte de París pero en el cuarto no caben más que unos cuantos baldosines de la calle y un árbol así que no es muy interesante. Lo que sí parece divertido es coronar el Everest en el mismísimo cuarto de Nobita o ver un poco de selva y fugazmente a un fiero león a poca distancia. Finalmente Nobita propone traer parte de la playa de Waikiki al cuarto y así se bañan los dós alegremente en el mar hasta que aparece Doráemon por la puerta y se enfada con Nobita por no estar esquiando. Nobita le explica que no hay manera de esquiar en el cuarto porque es muy pequeño y Doráemon lo entiende, pero entonces le emplaza para hacer la permutación en el parque del barrio donde sí que hay espacio de sobra para esquiar. Así, por la noche porque es el único momento en que pueden hacer tal cosa, Doráemon despierta a Nobita y se van al parque. Allí hacen con la tiza un gigantesco círculo alrededor de la manzana y traen una gran extensión de nieve de Hokkaido en la que pueden practicar. Todo hay que decirlo, con pocos esultados. De lo que no se percatan es que con la permutación de tal extensión de nieve, se han traido de Hokkaido a Suneo y su familia que estaban perdidos en la nieve y desesperados. De repente, sin embargo, escuchan el sonido de un coche y encuentran una carretera (¡una calle de su propio barrio en Tokio!) que les salvará la vida. Alcanzan a parar un taxi y le piden por favor que les lleve al hotel de montaña de Hokkaido donde se alojan a lo que el extrañadísimo taxista les responde que eso les va a salir carísimo. El padre de Suneo aclara que no hay problema porque él es rico y allá que se van. Nobita y Doráemon terminan de usar la nieve y devuelven el parque a la normaidad.

INTERNET OPINA

¿ALGUIEN QUIERE LOS NÚMEROS ANTERIORES DE Jo, tía!?

Pueden descargarlos aquí en formato .CBR (que también son archivos .RAR con imágenes)..
Igualmente encontrarán el CD de música que lanzamos en su día (y mola, eh, mola...).

Jo, tía! Collectors Edition

Cliquen y vean la presencia de nuestra publicación en el ciberespacio...

El Focoforo: un prestigioso y reconocido medio, nodo de encuentro contraintelectual y faro de semiología pop, desde las provincias españolas al mundo.

La Arcadia de Urias: ocurre que mucha gente simplemente no entiende el fanzine pero afortunadamente este no es el caso. Gran análisis y, lo sepa su autor o no, nos ensoberbeció que nos consideraran un Todo Lo Que Mola.

Base Lunar: evolución digital de un fanzine otrora editado en papel al que le tenemos gran aprecio.

La Taberna del Odio: una amable, cariñosa y simpática reseña en un blog. Así de majos imaginamos a todos nuestros fans.

Somos Malasaña: un periódico en internet que no para de crecer nos entrevista y reseña la presentación de puta madre que preparábamos e hicimos en El Site. Ojalá haya más eventos.

Madrid Me Mata: publicación hermana de la anterior y con un montón de seguidores nos presenta a sus lectores.

VICE: la famosa cabecera internacional nos entrevista muy amablemente.

NEO 2: también muy amablemente pero estos no se enteran mucho de que va el asunto...

Espacio Japón: nos dicen que tenemos que meternos en foros para promocionar el fanzine... y este es el resultado.

Pixfans: un portal internacional de intereses ciber pop y casi amigo nos reseña de puta madre.

El Otro Lado: sin duda nuestra mejor aparición en los "media" hasta el momento. ¿Alguien dijo internecia? 51 informados comments entre los que destaca el genial "yo en 2 segundos cago una revista más entretenida", y cifra que no sabemos si incluye nuestro único comentario en pos de liberar de la ignorancia a la chavalería, borrado.

Formspring de Fruno Bulax: de la misma manera, tampoco podíamos dejar de incluir esta otra exquisitez. Una halagadora pregunta descubierta por casualidad al tiempo que este descacharrante invento del opinar de todo, desde el ingenio cuando hace falta.

 

 

Jo, tía! EN LOS PAPELES
Los grandes grupos mediáticos nos ignoran como debe ser, pero quienes conservan algo de conocimiento nos reseñan en sus páginas impresas...

We want the airwaves
Jo, tía! EN LAS ONDAS HERTZIANAS

Carne cruda en Radio 3: Nos llevaron, nos trajeron; estar estuvimos... Pero no nos enteramos de nada.
Ramen Para Dos: El programa de radio del blog líder en la actualidad del manga nos cede casi íntegramente el tiempo de su emisión. Al margen de comprensibles dificultades técnicas, esto se parece un poco más lo que nosotros teníamos en mente a la hora de participar en un programa.
La genial revista Yorokobu dedica unas páginas preferentas al tragicómico trance que fue alumbrar el fanzine. CLIQUEN Y LEAN si quieren saber más.

Aquí veannos en el UHF digital.

Las noches blancas: Que sí, que sí salimos... pero al final.